30 jun. 2011

Divide y vencerás

El Reino Unido es la cuna de los sindicatos los cuales empezaron a funcionar a principios del siglo XIX. La revolución industrial y la gran importancia de la minería del carbón hicieron que estos movimientos no solo se extendieran, sino que floreciesen y se exportasen a otros países. Uno podría pensar que "el que tuvo retuvo", y que probablemente los movimientos sindicales británicos gozan de una salud inmejorable. Nada mas lejos de la realidad. 
La ultima vez que el Reino Unido sufrió una huelga general fue en 1926. Hace nada menos que 85 años. Uno podría pensar que en 85 años o bien los gobiernos de turno lo  han hecho muy bien, o quizás los trabajadores no tienen fácil esto de hacer una huelga general. Lo cierto es que los últimos movimientos unionistas que sacudieron el país ocurrieron a finales de los 70, donde los sindicatos de trabajadores descontentos con el reducido aumento de los sueldos hicieron unas huelgas monumentales en el invierno del 1978-1979. Las huelga de camioneros, trabajadores ferroviarios, enfermeros y conductores de ambulancias provocó una tremenda sensación de crisis en el país. Imágenes de piquetes en los hospitales, ataúdes amontonados y montanas de basura sin enterrar que se acumulan en los parques públicos quedaron grabados en la mente del los británicos. Esto provoco la caído el gobierno de izquierdas del momento un aumento meteórico del voto de derechas, y con el la llegada la Dama de Hierro. Y ahí fue cuando los movimientos obreros cayeron en picado. Los conservadores se aseguraron que hacer una huelga fuese un proceso altamente difícil y facilmente ilegal.
En España hay reconocidos en todo el país 13 sindicatos. En el Reino Unido hay 161. La cuestión es que dependiendo de tu profesión debes unirte a un sindicato diferente. Así que no me extraña que no hagan huelgas generales, porque conseguir que tantos sindicatos se pongan de acuerdo es casi ciencia ficción. Pero lo mejor del asunto es que un trabajador no puede hacer huelga a no ser que este afiliado a un sindicato. Y para que ese sindicato en particular pueda hacer huelga tiene que seguir unos tramites burocráticos muy complicados para que la huelga sea legal. Lo gracioso de la cuestión es que aunque solo los afiliados pueden hacer huelga, cuando el sindicato negocia con la patronal lo hace en nombre de todos los trabajadores del sector. Sus afiliados, y sus no afiliados.
Hoy por ejemplo hay huelga de funcionarios y profesores. Pues el colegio de mis hijos funciona perfectamente, probablemente porque o bien los profesores no están afiliados a un sindicato, o bien están afiliados a un sindicado que no ha convocado huelga hoy. INCREÍBLE!
Pero la prensa tampoco ayuda. Tanto la televisión como los periódicos hablan de las huelgas como "nuisances" (molestias). Siempre entrevistan al publico que se afectado por no poder hacer esto o lo otro, pero no profundizan en las causas de la protesta, o en que ha llevado a los trabajadores a actuar. Cuando hablan de huelgas en el extranjero (sobre todo en Francia) también enfatizan los problemas causados, y adoptan un tono de: "ya están estos otra vez!".
Hace unos meses hubo una huelga de académicos universitarios. Yo no pude hacer huelga porque no era mi sindicato quien la convocaba, pero me quede ojiplática cuando el Decano de Facultad envió un email a todos los empleados un tanto amenazante recordando que a no ser que estuviesen afiliados al sindicato adecuado seria ilegal hacer huelga, y que aquellos que la hiciesen deberían avisar lo mas pronto posible que tenían intención de hacerlo. Media horas mas tarde recibimos otro email del representante sindical diciendo que esto no era cierto, y que había que comunicarlo con posterioridad. En los 10 anos que llevo trabajando en la universidad esta era la primera vez que me encontraba con una huelga, y se ve que los engranajes para hacer algo así no están muy engrasados que digamos.
Dudo muchísimo que la cosas vaya a cambiar. Este gobierno conservador sigue vendiéndonos que hacer huelga no sirve para nada, y lo que hay que hacer es cerrar la boca e irse a trabajar. Y ya se sabe que como en este caso la unión no puede hacer la fuerza, ellos van a lo suyo: "divide y vencerás" .