4 nov. 2006

Mr Scrooge sigue vivo y coleando


El salario mínimo británico es menos de la mitad que el español. Uno podría llegar a la conclusión de que los británicos son más “ricos” que los españoles. En cierta medida si los son, aunque para ser justos, el precio de la cesta de la compra aquí es bastante más caro que España. Sin embargo, casi todo hijo de vecino se va de vacaciones a Canarias o a la Costa del Sol. Casi todo el mundo tiene una bonita casa con jardín y un par de coches. Y a la mayoría les gusta salir los fines de semana y beber unas “cuantas muchas” pintas de cerveza sin mirar el bolsillo.

Pero lo sorprendente de esta sociedad consumista, que se echan a la calle a principios de Noviembre para comenzar las compras navideñas, es lo “poco generosos” que son. En otras palabras, que son unos cutres, agarrados, tacaños o roñosos, como se les quiera denominar.

La primera pista de esto fue la primera vez que me “invitaron” a un cumpleaños. Digo invitaron entre comillas porque no sé si puedo usar este término. El caso es que el dicho cumpleaños se celebraba en una bolera. Después de jugar un par de partidas íbamos a ir a un sitio de comida rápida para cenar. Yo llego con mi regalito y correspondiente tarjeta de felicitación (lo de las tarjetas aquí se lo toman pero que muy en serio). La chica muy emocionada me dio efusivamente las gracias. De pronto noto que todos los demás “invitados” no traen ningún regalo, aunque alguno sí que presenta su pertinente tarjeta. En fín, la comida y el juego de bolos estaba todo incluido en el precio. Así que una horita más tarde nos tomamos unas hamburguesas y demás. Y llegó el momento finale, la hora de pagar. Entonces la cumpleañera procedió a recoger el dinero de la velada a cada uno de nosotros. Cada uno se pagó lo suyo. Ahora ya estoy acostumbrada, y cuando hay celebraciones de otras amistades ya procuro ir al cajero antes de entrar en el restaurante.

Pero lo mejor de todo son las bodas! La verdad que yo estoy muy mal acostumbrada, porque en Galicia otra cosa no habrá pero “fartura”, que no falte. A nadie se le ocurre hacerse su boda sin sus entremeses seguidos de unos buenos mariscos (dos o tres clases a ser posible), y un pescado y una carne. El vino, mejor o peor, corre por las mesas, y la mayoría hasta pone una barra libre. El resultado es que hoy en día una boda no sale a menos de 60 euros el plato. Luego tú, que vas de invitado, pues tiendes a regalar una cantidad similar y poquito más, para no quedar mal.

¿Y en Gran Bretaña que sucede?, ellos que tienen un poder adquisitivo tan alto!. Para empezar no se gastan más de unas 25 libras por plato (unos 38 euros). Y con los precios de aquí eso te da para invitar a los comensales a una sopa o ensalada de primer plato (en algunos caso se pude elegir y en otros no), y de segundo pollo, o salmón es lo típico. El postre es la tarta nupcial, y si hay bebidas suele tocar a una copa de vino y una de champán por cabeza. Las barras libres no se estilan. Eso sí, siempre hay un bar en la boda donde la gente puede comprarse más bebidas.


Pero los regalos no tienen desperdicio. Yo he tenido invitados a mi boda que me ha regalado una tarjeta de felicitación, otros me han regalado su presencia. Los más allegados nos regalaron un juego de sábanas, o una sartén, o un juego de vasos. Algunos nos regalaron dinero (sobre 35 euros por pareja). Aunque he de decir que todos ellos quedaron muy impresionados con el menú nupcial, que por supuesto era gallego. Porque como dice mi madre “más vale que sobre, y no que falte.”.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

desde luego... falta que os hagan llevar vuestras propias servilletas desde casa ...

Lucia dijo...

madre mia! no encuentras nada q te guste de aqui?? todo es malo?? yo llevo 1 año viviendo en Manchester y me gusta mucho, hay cosas malas y otras diferentes a España, pero vamos...

Arwen dijo...

Yo no digo que todo sea malo. Solo estoy exponiendo las diferencias entre los dos países. Si lees la entrada sobre la sonrisa verás que eso es algo que me gusta más de aquí.
Ademas tengo que recordarte que yo llevo mucho más tiempo que tu y ademas toda mi familia politica es británica. Por lo que vivo todo más por dentro.

dertize dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
depeche dijo...

Ays. Se nota que echas de menos Espana como yo. Yo ando por EE.UU. y tambien deseando ir para alla. Yo soy andaluza pero alomejor nos vamos a tus tierras gallegas, pues mi pareja quiere ir alla. Como se esta por alli? frio? No estoy acostumbrada a eso jajaja

Anónimo dijo...

Hola Nuria,
Soy otra española que vive en Cardiff y a punto de casarme con un galés tambien si Dios y el consulado de Londres lo quieren!!!
La verdad es qu por eso te escribo, porque lei tu post en spaniards.es acerca del consulado y creo que la funcionaria que te hizo llorar debe ser la misma que me hizo llorar a mi hace dos semanas, una tal Aurora de legalizaciones??? Te lo juro que me hierve la sangre!!! Y ahora me acaban de mandar un papel mal y no les puedo contactar en fin...ya sabes la historia. Bueno que queria preguntarte a ver si me das algún consejo y también como conseguiste quejarte directamente al cónsul porque tengo intenciones de quejarme de esa bruja con nombres y apellidos.

Gracias...muy bueno el blog..je je
Tatiana

Anónimo dijo...

Perdona soy yo otra vez, Tatiana. No es Aurora es Angelines García no se que... te suena?

Ya se que no me van a hacer much caso pero en fin al menos si recibe varias quejas se ira enterando el consul de lo bruja que es...

Arwen dijo...

Pues no me acuerdo como se llamaba. Solo que era una senhora de mediana edad con gafas de pasta, y muy mala leche. Me acuerdo que primero me llamo y me dijo que no me iba a dar tiempo a hacer los tramites porque los papeles no estaban legalizados. Luego me fui el dia siguiente a Londres a legalizarlos y me dijo que aun asi no sabia si llegaria a tiempo. Cuando por fin tuve todos los papeles me dieron un documento que al llegar a Vigo no me sirvio para nada. Y como no hay forma de contactar con ellos cuando porfin consegui los papeles fue una semana despues de la boda (porque el pastor que nos caso era guay nos caso ante Dios, que llega a ser una iglesia catolica, y ya veriamos). En fin.

Le escribi una carta al consul. Simplemente la dirigi a su nombre. Este me respondio que ellos eran todos muy profesionales y hacian todos su trabajo con educacion (ja!).
Anyway... espero que podamos contactar mas adelante. Podriamos formar un pequenho grupo de Espanholes en Cardiff. No tengo tu correo, pero ya sabes donde encontrarme...
Suerte con la boda!!

Anónimo dijo...

Gracias!!!
Se ajusta a la descripcion! Hoy por fin he conseguide hablar con elos después de dos dias intentando y te tratan como si te estuviesen haciendo un favor, en fin.
Que si que estaría muy bien juntarnos los españoles, yo solo conozco a dos aqui en Cardiff, pero es que no llevo mucho tiempo, menos de un año y además trabajo en Bristol, pero bueno en el Reino Unido ya va para diez años!!! no me lo puedo creer!!.
Miento! el otro dia conocí a dos españolas de entre 75 y 80 años en una charity the Cowbridge rd. Super simpáticas (llevan aqui 50 años!!!)
Mi correo es:
tatianacalve@hotmail.com

Estamos en contacto!

Tatiana