3 may. 2007

Yes, I do!

La primera boda británica a la que asistí, yo iba de Dama de Honor. La verdad es que me sorprendió mucho. La novia quería hacer una boda "a lo grande", pero el novio no quería gastar dinero. Invitaron a 80 personas, así que ella se las ingenió para hacerlo todo en presupuesto. Se compró el vestido de novia y el velo en ebay, la tiara se la hizo con un kit de "hazte tu propia tiara". Las invitaciones las hizo con unas cartulinas blancas y una impresora de tinta, y la tarta la horneo en su casa. Llevamos flores de plástico y tela, yo me tuve que comprar mi vestido (aquí normalmente la novia te compra el vestido si eres la Dama de Honor). El peinado se lo hizo una amiga y que también hizo de chofer, y llegamos a la ceremonia en su Ford Fiesta. Esto ultimo se salia un poco de la norma, ya que lo típico aquí es alquilar un coche antiguo, y luego los novios se sacan fotos con el coche.

La boda se celebró en el bar del club de Remo. Ella adornó la habitación con algunos globos blancos y entramos a la sala con música de Brian Adams en un radio cassette.

Después de la ceremonia, reorganizaron las sillas y sacaron una mesas plegables. Nada de manteles. La comida que contrataron era la del bufete frio (al parecer suele contratarse para tomar durante el baile de la noche pero ellos la sirvieron por el día), alas de pollo, queso con uvas, quiché.... Las bebidas te las comprabas tu en el bar. Los platos eran de papel, y te ponías a la cola para servirte.

Después del banquete viene el baile. Aquí llega la segunda tanda de invitados. En las bodas británicas te pueden invitar a la jornada entera, (lo cual incluye el banquete y el baile), o solo invitarte al baile. Entonces fue cuando se sirvió el pastel nupcial envuelto en servilletas. Esta forma de servirlo se usa mucho en los cumpleaños, en los que nunca se come el pastel, sino que te lo dan envuelto en una servilleta al final de la fiesta. 
Una boda que me sorprendió también fue la mi cuñado. Hicieron la comida en un restaurante. Eran dos platos, ensalada o sopa de primero y de segundo salmón o cordero. Una copa de vino por persona. Luego si querías beber mas, podías comprarte tu bebida en el bar del restaurante. Lo de la barra libre aquí no se estila. Sobre todo porque con lo aficionados que son al drinking alabarían todos ciegos a bofetadas o arruinarían a la pareja. Tarta de bizcocho con glaseado (el azúcar duro por fuera), aunque al parecer no es lo tradicional. Lo tradicional es un pastel similar de Navidad que consiste en un "cake" borracho de frutas que se hace meses antes de la boda para dejarlo madurar. El cake se forra con una capa blanca de glaseado y con esas masa se pueden formar adornos, flores, filigranas... que se ponen encima de la tarta. Al final estos adornos son mas importantes que el pastel en si, y se suele coordinar los colores de flores lazos y demás con los de los novios.
Bueno, a lo que iba. Después de tomar la tarta, hicieron los discursos a la hora del café, y acto seguido se marcharon todos a su casa!!! Ni baile ni nada, porque al novio no le gusta bailar.



Hay siempre una preocupación por el "color scheme" (paleta de colores?) de la boda. La novia suele ir de blanco o marfil pero luego tiene que elegir un segundo e incluso tercer color. Estos colores serán los elegidos para el ramo, el vestido de las damas de honor, las flores del salón del banquete y del lugar de la ceremonia, y hasta el chaleco del novio, su cobarta y las de "sus ayudantes". Si bien la novia esta empañada de sus damas de honor, el novio va acompanado por el padrino (bestman) que suele ser un amigo del novio, y los "ujieres" (ushers) que ayudan a la gente a encontrar sus sitios y que todo salga bien. Todos ellos suelen ir vestidos con el mismo traje, corbata y chaleco. Y como consiguen ponerse de acuerdo? pues la solución es que estos trajes son alquilados para ir coordinados y seguir el esquema de colores de la boda.

Debería mencionar, que los discursos en las bodas son muy importantes. Y sobre todo para los galeses ese es el "highlight" de la boda. Cuando has ido a una boda no preguntan que tal el marisco... sino que tal los "speeches"...
Esto me recuerda mi boda gallego-galesa, donde el shock cultural con mi invitados británicos fue monumental. Mi suegro decía, "pero eso que es?" " langorinos?" "como se comen los langorinos estos???"

El jefe de camareros nos vino a consultar porque no sabían que hacer. Nos dice: "que hacemos? sus invitados españoles siguen comiendo marisco como si acabaran de empezar, pero sus invitados británicos no han acabado con la primera bandeja! sacamos el pescado, o no?"

Teníamos varios invitados británicos que pidieron plato vegetariano, porque aunque comen pescado y marisco (estos vegetarianos modernos!!) no podían sufrir ver a los pobres camarones con sus patitas, y sus caritas, y tener que pelarlos!! que no viene pelados como en el Tesco! Otros dijeron que consiguieron comer rodaballo colocándole la rodaja de limón sobre la cabeza. Así pensaban que evitaban que el rodaballo siguiera mirándoles!!!! Otros muchos no habían comido nunca bogavante en su vida, y estaban un poco asustados!!!
Lo de la barra libre fue un éxito!!! El "padrino" (bestman) acabo ciego de Albariño!! tanto que perdió el autobús de vuelta a su hotel y tuvo que acercarle otro invitado español..

No hay comentarios: